Home Economía ¿Por qué la economía es una ciencia social?

¿Por qué la economía es una ciencia social?

by El Diario de Parana
¿Por qué la economía es una ciencia social?

La Economía está presente en la vida cotidiana y nos permite comprender el mundo donde vivimos. Por lo tanto, la economía es una ciencia social, que estudia el comportamiento humano y cómo afecta a la sociedad en su conjunto.

Se enfoca en entender cómo las personas y las instituciones toman decisiones sobre cómo obtener y aprovechar mejor los recursos muchas veces escasos de una sociedad, frente a unas necesidades ilimitadas para lograr el máximo bienestar posible entre sus miembros.

Antecedentes

El vocablo “Economía” proviene de las voces griegas OIKOS (casa) y NOMOS (administrar), que conformaron la palabra OIKOSNOMOS, es decir, la “administración del patrimonio de la casa”.

Aristóteles utilizó el término “economía” para designar al estudio de la administración de los bienes. De esta manera, dedujo que había tantas economías como formas de gobierno.

Además, señaló que la economía aplicada a un hogar debía llamarse Economía Doméstica; la referida a un reino, Economía Regia; la de una provincia, Economía Provincial y la correspondiente a una polis, Economía Política.

Características que afirman que la economía es una ciencia social

La economía es una ciencia social porque se ocupa del estudio de la producción, distribución y consumo de bienes y servicios en una sociedad, basándose en metodologías y principios para analizar y comprender los comportamientos y las interacciones de los agentes económicos como la producción, el consumo y la distribución de bienes y servicios.

Como ciencia social, se ocupa de estudiar las diferentes situaciones económicas y su impacto en la sociedad al igual que las políticas y decisiones tomadas en diferentes ámbitos, como la política fiscal y monetaria, el comercio internacional, la innovación tecnológica y la gestión de recursos naturales.

La economía como ciencia social se caracteriza de la siguiente manera:

Sus leyes son empíricas

A diferencia de las ciencias experimentales, la economía se enfrenta a fenómenos caracterizados por un menor grado de uniformidad o constancia, con los que es muy difícil realizar experimentos controlados.

Se basan en la experiencia e intentan dar una explicación al comportamiento humano sobre los asuntos económicos, así como para predecir su futuro.

Los economistas deben observar el comportamiento económico en el mundo real y tratar de identificar las tendencias y patrones. Esto puede ser un desafío, ya que el comportamiento económico puede ser impredecible y cambiante.

Así, para llegar a formular teorías económicas, se parte de la elección de aquellos elementos que se consideran que influyen significativamente en cada asunto, y se excluyen los que se creen que son poco relevantes.

Su objetivo es formular principios que ayuden a comprender los problemas económicos y la mejor forma de resolverlos. Para lograrlo utilizan las matemáticas, y la estadística.

¿Por qué la economía es una ciencia social?

Los hechos que selecciona  para el análisis son teóricos

Los economistas son seres humanos y la economía se ocupa del comportamiento de esa especie ante los fenómenos económicos.

La observación de esos fenómenos puede ser comprendida de manera empática o prestarse a la confusión entre el sujeto observante y el objeto observado.

Esta observación significa establecer una teoría, de tal manera que los hechos están impregnados de conceptos, controlados por hipótesis que no permiten observaciones contradictorias, contaminados por valores estéticos, morales, religiosos, políticos o ideológicos, o por los intereses personales de los propios economistas.

El individualismo metodológico está restringido por el proceso de socialización

Mientras que en las ciencias experimentales se pueden aislar a los individuos o átomos de un sistema para, a partir de ellos, explicar la realidad, en la ciencia económica este individualismo está restringido por la dificultad que supone aislar a los individuos de su contexto general.

El comportamiento humano es un tema complejo que está influenciado por una variedad de factores, incluyendo las emociones, los valores, las creencias y las experiencias. La economía trata de comprender cómo estos factores influyen en las decisiones económicas de los individuos, las empresas y los gobiernos.

Algunos ejemplos de cómo la economía estudia el comportamiento humano

Con el paso del tiempo, la economía se ha consolidado como una ciencia social y se han construido múltiples conceptos acerca de ella; no obstante, sigue conceptualizándose alrededor de los términos de la necesidad, la escasez y la elección.

La teoría económica: Sus conceptos fundamentales se basan en la oferta y la demanda, el costo y el beneficio, la rentabilidad y la eficiencia.

La teoría del consumidor: Explica cómo las personas toman decisiones sobre qué bienes y servicios comprar con sus ingresos limitados.

La teoría de la producción: Explica cómo las empresas combinan los factores de producción (capital, trabajo y tierra) para producir bienes y servicios.

La teoría de los mercados: Cómo interactúan los compradores y vendedores en los mercados para determinar los precios y la cantidad de bienes y servicios que se producen.

La historia del pensamiento económico

Puesto que la economía es una ciencia social, la historia del pensamiento económico estudia algo más que la mera evolución de la corriente principal de la teoría económica.

Analiza también, el arte de la economía; la política económica, que relaciona las fuerzas económicas con el entorno general, que ha sido objeto de atención preferente de determinadas escuelas de pensamiento económico en el pasado.

Combina la reconstrucción racional de la teoría económica, que estudia las teorías del pasado a la luz de los avances posteriores, con la reconstrucción histórica de la misma, teniendo en cuenta el contexto del momento.

Forma parte de las llamadas ciencias sociales; por tanto, utiliza como instrumento de análisis la observación de los datos que se dan en la realidad y a partir de estos elaborará teorías que permitan explicar el comportamiento humano en materia económica, así como predecir cómo será este en el futuro.

¿Por qué la economía es una ciencia social?

La economía y los cambios sociales

Las personas pueden cambiar su comportamiento económico para ajustarse a lo que dice la teoría. Por ello, las conclusiones científicas de las ciencias sociales son un desencadenante de cambios sociales que pueden llegar a ser muy profundos.

Es importante validar las afirmaciones que se hacen en la ciencia económica porque de sus conclusiones se derivan, con frecuencia, comportamientos personales y sociales que no siempre son los más adecuados.

La economía es una ciencia social, porque siempre intentará dar respuestas objetivas siguiendo una metodología que podríamos denominar científica, refiriéndose al colectivo de personas que se organizan bajo unas mismas normas y que se organizan para conseguir objetivos comunes.

Pero no solo hablamos de la economía en los tiempos de abundancia, sino también en el supuesto de que los recursos sean escasos. Esto significa que hay más necesidades para satisfacerlas que individuos y empresas deben tomar decisiones sobre cómo asignar los recursos de manera eficiente.

A pesar de estos desafíos, la economía es una ciencia social importante que nos ayuda a comprender el mundo que nos rodea. Nos permite analizar los problemas económicos actuales, desarrollar políticas para mejorar y tomar decisiones informadas sobre nuestras propias finanzas.

Es posible establecer otros modelos económicos a partir de los actuales, que hagan frente a los nuevos tiempos y necesidades que van surgiendo, para trazar nuevos caminos que permitan evolucionar a nuestras sociedades.

Artículos relacionados