Home Economía Vaca Muerta: la esperanza energética de Argentina

Vaca Muerta: la esperanza energética de Argentina

by El Diario de Parana
Vaca Muerta Argentina

Vaca Muerta el  yacimiento de hidrocarburos ubicado en la provincia de Neuquén, en la Patagonia argentina, es considerado uno de los mayores yacimientos de gas y petróleo no convencionales de América del Sur, y uno de los más importantes del mundo.

Esta formación geológica está situada en la Cuenca Neuquina, y cubre una superficie de aproximadamente 150.000 kilómetros cuadrados. Está constituida por sedimentitas denominadas margas bituminosas, debido a su alto contenido de materia orgánica. Corresponden a sedimentos marinos de baja energía. Se formó hace unos 140 millones de años, en el período Jurásico, cuando la región estaba cubierta por el mar.

Es rica en hidrocarburos debido a la presencia de una gran cantidad de restos de organismos marinos que se han acumulado en la zona a lo largo de millones de años, depositándose en el fondo, compactándose y transformándose en roca, formando una capa de shale que contiene hidrocarburos.

Primeros hallazgos

Fue denominada con ese curioso nombre en 1931 por el estadounidense Charles Edwin Weaver (1880-1958), doctor en Geología y Paleontología, quien la descubrió aflorando en toda la sierra de Vaca Muerta.

En 1946, el geólogo alemán Pablo Groeber (1885-1964) coincidió con Weaver en la importancia de esta formación, cuando realizaba el levantamiento geológico de la región noroccidental de Zapala.

Groeber encontró fósiles de amonitas, que son característicos del período jurásico. Este descubrimiento demostró que la formación Vaca Muerta tenía un potencial de producción de hidrocarburos.

Continuando con el levantamiento geológico, tanto Weaver como Groeber comprobaron que, hacia el Norte, había mayor presencia de arcilitas y margas bituminosas, con similares características a las anteriores, pero con fósiles de edad cretácica. Esta nueva unidad sedimentaria fue denominada por Weaver como Formación Quintuco.

Así se logró establecer el límite jurásico-cretácico en la columna sedimentaria de la Cuenca Neuquina. Hasta la formación Vaca Muerta, las sedimentitas son del Jurásico, y con la formación Quintuco comienza el depósito del Cretácico.

Los hidrocarburos de Vaca Muerta son de difícil extracción, ya que se encuentran atrapados en la roca en forma de microporos.

Para su extracción se utiliza la técnica de fracturación hidráulica, también conocida como fracking. Esta técnica consiste en inyectar agua, arena y otros aditivos a alta presión en el yacimiento para crear fracturas en la roca y liberar los hidrocarburos.

Desarrollo

El desarrollo de Vaca Muerta ha sido lento y costoso. Las primeras exploraciones se realizaron en la década de 1980, pero no fue hasta la década de 2010 que se comenzaron a realizar inversiones significativas.

En 2012, el gobierno argentino promulgó una serie de leyes y decretos que incentivaron el desarrollo de la formación. Estas medidas incluyeron la reducción de impuestos, la inversión en infraestructura y la promoción de la inversión extranjera.

Gracias a estas medidas, la producción de Vaca Muerta ha crecido de manera constante en los últimos años. En 2023, la Argentina produjo 130 millones de metros cúbicos de gas no convencional y 300.000 barriles diarios de petróleo no convencional.

En la actualidad, varias empresas petroleras, incluyendo la estatal argentina Yacimientos Petrolíferos Fiscales YPF, están trabajando en la explotación del yacimiento.

Importancia del yacimiento de Vaca Muerta

Su importancia radica en su potencial para transformar la economía argentina. El yacimiento puede producir hasta 150.000 barriles de petróleo diarios, lo que podría hacer que Argentina sea autosuficiente en términos de hidrocarburos y reduzca su dependencia de las importaciones.

El desarrollo de Vaca Muerta ha tenido un impacto significativo en la economía argentina. En 2022, la producción de petróleo y gas de Vaca Muerta representó el 20% de la producción total de Argentina.

El yacimiento ha generado miles de empleos y ha contribuido a reducir la dependencia de Argentina de las importaciones de energía.

El gas producido en Vaca Muerta puede ser utilizado para satisfacer la demanda energética del país y reducir la dependencia de importaciones de gas desde Chile y Bolivia.

Además de su impacto económico, Vaca Muerta también es importante por su potencial para impulsar la innovación y la tecnología en la industria petrolera.

El yacimiento es un ejemplo de la denominada «exploración no convencional», que implica la utilización de técnicas avanzadas para extraer hidrocarburos de formaciones geológicas complejas.

La experiencia y los conocimientos adquiridos en Vaca Muerta pueden ser aplicados en otros yacimientos no convencionales en todo el mundo.

Vaca Muerta Argentina

Desafíos

Sin embargo, también es importante destacar que la explotación del yacimiento Vaca Muerta plantea una serie de desafíos. Entre ellos los relacionados con la tecnología, la inversión de capital y el impacto medioambiental.

La extracción de petróleo y gas no convencional es compleja y costosa. La fracturación hidráulica es una técnica controvertida que ha sido criticada por su impacto ambiental. Además, el desarrollo de Vaca Muerta requiere una gran inversión de capital que puede ser difícil de obtener.

Además, la extracción de petróleo y gas no convencional puede tener un impacto negativo en el medio ambiente.

Otra de las críticas principales hacia Vaca Muerta ha sido la referente a la seguridad de los trabajadores que se desempeñan allí. Entre 2018 y 2019 se produjo la muerte de 8 obreros en el yacimiento por accidentes laborales que incluyeron explosiones, ahogamientos y aplastamientos.

A pesar de los desafíos, Vaca Muerta tiene el potencial de transformar la economía argentina. El yacimiento podría generar miles de empleos, reducir la dependencia de Argentina de las importaciones de energía y convertir al país en un importante exportador de energía.

El potencial de Vaca Muerta

Vaca Muerta tiene un enorme potencial de producción. Según estimaciones del gobierno argentino, el yacimiento tiene reservas de gas natural por 308 trillones de pies cúbicos (TCF) y reservas de petróleo por 16,2 mil millones de barriles. Estas reservas representan más de 10 veces las reservas actuales de Argentina.

El desarrollo de Vaca Muerta podría convertir a Argentina en un importante exportador de energía. El país ya ha exportado gas natural a Chile y Uruguay, y podría comenzar a exportar petróleo en los próximos años.

Lo que depara el futuro

Dependerá de una serie de factores, entre ellos el desarrollo de nuevas tecnologías para reducir el impacto ambiental de la fracturación hidráulica, la disponibilidad de financiamiento para el desarrollo del yacimiento y la evolución de los precios de la energía.

Si se superan estos desafíos, Vaca Muerta podría convertirse en una fuente de riqueza y desarrollo para Argentina durante muchos años.

El yacimiento Vaca Muerta es una oportunidad enorme para el país. Si se superan los desafíos, la formación podría convertir a la Argentina en un exportador neto de energía, con un gran impacto en la economía y la tecnología.

Artículos relacionados